10 Razones para elegir carillas dentales

10 Razones para elegir carillas dentales

Cuando se trata de mejorar nuestra sonrisa, la odontología estética o cosmética nos ofrece muchas posibilidades. Desde los kits de blanqueamiento dental hasta pastas de dientes o lápices correctores para dar un “retoque” a los dientes sobre la marcha. Pero, si buscas una solución más “permanente” para obtener unos dientes rectos, bonitos y blancos como las perlas, deberías tener en cuenta la posibilidad de usar carillas. Te damos 10 razones para elegir carillas dentales.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas son unas laminas finas que se colocan en la cara externa del diente para renovarlos completamente: elimina las manchas y las decoloraciones, endereza los dientes y rellena huecos entre otras. La forma, el color y la dimensión se selecciona dependiendo de las necesidades del paciente siempre después de un análisis personalizado a través del diseño de sonrisa.

¿Objetivo final? Una sonrisa impecable.

10 razones para elegir las carillas dentales

1.Ofrecen un aspecto natural

Las carillas ofrecen un aspecto natural ya que se realizan dependiendo de la forma actual de tus dientes y fisionomía. Además, imitan todas la propiedades y características del esmalte natural. Si se colocan de manera correcta, te ofrecerán la sonrisa perfecta. ¡Olvídate de los “dientes postizos” – las carillas son tus dientes, sólo que… mejorados!

2.Son una solución duradera

Las carillas suelen durar entre 10 y 15 años, incluso más si el procedimiento se ha realizado de manera correcta y el paciente respeta posteriormente las indicaciones del dentista. Si hablamos de riesgos o complicaciones, una carilla se puede desprender, fracturar o agrietar. Pero, no te preocupes porque en estas situaciones se pueden reparar o reemplazar.

3.Están diseñados especialmente para ti

Gracias al software de diseño de sonrisa, tu dentista creará las carillas para que se ajusten al tamaño y la forma de tu sonrisa natural. Además, el color se elige dependiendo del color de tus dientes para que haya la menor diferencia entre unos y otros. Pero si quieres tener los dientes más blancos, te puedes hacer un blanqueamiento dental profesional previo a la colocación de las carillas.

De esta forma, sabrás que tu sonrisa es únicamente tuya.

4.Ofrecen resultados rápidos

Las carillas dentales pueden traer grandes cambios y muchas veces en dos o tres sesiones, sin necesidad de recuperación después del tratamiento. En los “studios” dentales donde se utiliza tecnología de última generación, tener la sonrisa perfecta puede durar incluso menos.

5.Corrigen distintos desperfectos

Después de la colocación de las carillas, los dientes existentes se pueden fortalecer y mejorarles visiblemente la forma, el color y la posición. Debido a que se enderezan, alinean y llenan los huecos con facilidad, las carillas se conocen a veces como «ortodoncia instantánea», y son una excelente opción si tus dientes naturales son débiles, están fracturados, agrietados o mal posicionados.

6.Se pueden combinar con otros tratamientos

Las carillas dentales se pueden combinar con otros tratamientos, como por ejemplo coronas, puentes, implantes dentales, tratamientos con ortodoncia o blanqueamiento dental, todos con un único objetivo: una sonrisa perfecta. De hecho, las carillas se pueden utilizar para cualquier diente, independientemente de su posición.

7.Se mantienen más brillantes por más tiempo

A diferencia de los dientes naturales, que inevitablemente se descoloran con el tiempo por el café, el té, el vino tinto, los cigarrillos o el propio proceso de envejecimiento, las carillas se mantendrán limpias y brillantes para que puedas sentirte seguro/a de tu sonrisa en cualquier momento.

8.Pueden ser más baratos de lo que piensas

Cuando se trata de cualquier tratamiento dental, muchas veces nos echamos para atrás por el motivo económico. Hay que tener en cuenta que el avance de la tecnología y la competencia entre marcas han rebajado los precios. Consúltalo con tu dentista y pregunta por los planes de financiación.

9.No se necesita sacrificar tus dientes naturales

Otra razón por la cual algunos pacientes huyen es porque les da miedo que se les limen los dientes durante la aplicación de las carillas. Afortunadamente, las carillas hoy en día son mucho más delgadas y flexibles y, por tanto, sólo requieren una modificación de los dientes mínima o nula. Algunos tipos de carillas son tan finas como una lente de contacto, y simplemente se fijan al diente con un agente adhesivo duradero, sin necesidad de limar o alterar el diente natural permanentemente.

10.El tiempo de recuperación es corto

Una vez se han colocado las carillas, puedes volver a tus actividades diarias, exceptuando los casos en los que se ha necesitado anestesia (en estos casos hay que esperar a que se pase el efecto de la anestesia).

Como en todos los tratamientos, el éxito está condicionado al cuidado postratamiento de cada paciente.

Pide cita en un studio dental sMySecret

Para todos esos defectos estéticos, éstas 10 razones y muchas más, las carillas dentales son la mejor opción de “retocar” tu sonrisa.

En los studios dentales sMySecret están preparados para ofrecerte los mejores servicios y un plan de tratamiento personalizado, para que tengas una buena salud oral y una sonrisa de película. Descárgate nuestra app y empieza tu tratamiento desde tu casa. Accede a la opción de Simulación y Prediagnóstico online, sigue los pasos que te aparecerán en pantalla y del resto nos encargamos nosotros.

0 comentarios

¿Qué estás buscando?

Últimos artículos publicados

8 cosas que no sabías sobre el blanqueamiento dental

07/10/2020

8 cosas que no sabías sobre el blanqueamiento dental

Casi todos los pacientes que visitan una clínica dental preguntan en a...

Rinoplastia – ¿estética, funcionalidad o ambas?

07/10/2020

Rinoplastia – ¿estética, funcionalidad o ambas?

Muchas veces puede ser confuso el término científico de rinoplastia, a...

La recuperación después del injerto de hueso dental

06/10/2020

La recuperación después del injerto de hueso dental

Cuando no existe suficiente tejido óseo para sostener los implantes de...