Injerto de hueso para implantes dentales

Injerto de hueso para implantes dentales

Resulta que quieres ponerte un implante dental para recuperar tu sonrisa, pero tu dentista te ha dicho que antes necesitas un injerto de hueso. ¿Por qué? Estás en el lugar adecuado. En este artículo vamos a desvelarte los motivos por los que es necesario que tengas un hueso “en condiciones” antes de someterte a un tratamiento de implantología.

¿Qué es un injerto de hueso dental?

Primero de todo, para poder entender el concepto de injerto óseo dental debemos retroceder a artículos anteriores y hablar sobre cómo funcionan los implantes.

Por un lado, tenemos la corona que es la parte visible y que en aspecto es como un diente natural. Por otro lado, está el implante que es una especie de tornillo que se coloca en el hueso de la mandíbula.

Una vez se coloca el implante el cuerpo tarda unos 3 meses en dejar de detectarlo como un cuerpo extraño. Este proceso de fusión con el hueso se conoce como osteointegración. Para que el implante dure muchos años es necesario que este procedimiento salga bien. Sin embargo, si no hay hueso, sufrirás un rechazo porque no tienes suficiente masa ósea para sujetar el implante y soportar las fuerzas masticatorias.

Este es el supuesto en el que necesitarías un injerto de hueso dental. Tu dentista podrá crear nueva masa ósea de varias maneras. Una de ellas es usando hueso humano o de alguna otra especie animal (por lo general se usa de la raza bovina). Sin embargo, esto no siempre es posible y hay que recurrir a materiales que son muy similares al hueso. Los recursos de este tipo más usados son:

  • Bio-Oss: Es un elemento de hidroxiapatita y calcio que consiguen imitar al hueso y regenerarlo. Este material no suele dar problemas en los procedimientos de injerto de hueso dental, ya que es biocompatible. Cabe destacar que no se puede colocar el implante tras el injerto, primero es necesario que se integre con el hueso mandibular. Normalmente este proceso dura entre tres y cuatro meses.
  • Emdogain. Este material se usa para regenerar el hueso de personas que no tienen intención de ponerse un implante. Las células del propio paciente vuelven a crear hueso gracias a la aplicación de un producto (normalmente en forma de gel) que contiene proteínas.

¿Por qué se necesita un injerto óseo dental?

Como decíamos el injerto de hueso es necesario para los implantes dentales. Cuando el diente se cae o se extrae se queda un hueco que se conoce como alvéolo. Si la pieza no se repone o no se hace un tratamiento preventivo, el hueso comienza a reabsorberse. Hay varios factores que te pueden llevar a perder un diente:

  • Enfermedad periodontal.  Como ya hemos comentado en alguna ocasión, la placa bacteriana si no se elimina va formando sarro. Cuando éste se va acumulando más allá de la encía se considera que la enfermedad avanza y por tanto perjudica aún más a las encías.  Así, poco a poco se va destruyendo el hueso que sujeta el diente. Si este es tu caso primero notarás cierta movilidad en el diente y posteriormente se caerá. 
  • Golpes fuertes. También hemos hablado en algún otro artículo que los golpes pueden provocar roturas o cambios en el color del diente. Cuando un traumatismo es muy fuerte puede incluso fracturar el hueso. Si no se trata a tiempo éste  puede reabsorberse.
  • Enfermedades crónicas. Las patologías que afectan a los huesos también tienen repercusión en las estructuras óseas faciales. De este modo, problemas como la osteoporosis, cuya mayor característica es que el hueso se va haciendo más poroso, también reducen el hueso mandibular.
  • Exodoncia. A veces los dientes se pierden básicamente porque era necesarios sacarlos. Por ejemplo, sucede en casos en los que la caries está muy avanzada y ha destruido la mayor parte del diente. En estos casos lo mejor es retirar la pieza y colocar un implante.  
injerto hueso tratamiento

¿Cómo es el postoperatorio de un injerto de hueso dental?

La operación de injerto de hueso dental no duele, dado que se realiza bajo anestesia local. Tampoco deberías sentir molestias durante un rato después de la intervención, aunque es posible que sí notes la zona hinchada hasta por lo menos 24 horas después del procedimiento.

Tu dentista no solo que te recetará antibióticos para prevenir una posible infección, sino también te recetará analgésicos para calmar el dolor tras hacerte el injerto de hueso dental. Siempre te recomendamos no consumir ningún medicamento sin la supervisión de un profesional. Asimismo, con el fin de prevenir una infección tu dentista te recomendará realizar enjuagues antibacterianos. Es importante que los realices con cuidado para no dañar la herida.

A lo largo del día de la intervención se recomienda no escupir ni tocar la herida, a no ser que sea estrictamente necesario. Con esto último queremos referirnos a que puede que en las 24h posteriores a la operación se produzca sangrado. Si esto ocurre hay que colocar una gasa en la zona. Por lo general no hay que ejercer mucha presión para que remita.

Si la intervención se ha realizado para elevar el seno maxilar se recomienda no sonarse la nariz ni estornudar (o hacerlo con la menor presión posible) durante al menos dos semanas después de la operación. Esto se recomienda porque estas fuertes presiones que se ejercen en la zona con estas acciones perjudican la cicatrización.

La recuperación de un injerto de hueso dental es larga, en torno a los tres o cuatro meses. Durante este tiempo es probable que tu dentista te realice algún TAC para comprobar que todo está yendo según lo esperado.

¿Qué complicaciones se pueden dar tras un injerto óseo dental?

Someterse a un injerto óseo para la colocación de un implante dental es un procedimiento muy complejo. Esto implica que puede tener una serie de complicaciones. Esto no suele ser la tónica general, ya que tu dentista irá revisándote periódicamente la zona tras la operación.

No obstante, queremos que tengas toda la información necesaria sobre los posibles problemas se pueden dar:

  • Fisuras en el hueso. Se suele recomendar en personas que tienen en hueso fino o algo inclinado. Esto tiende a suceder cuando ya se ha colocado el implante.
  • Daño en el nervio.
  • Deterioro de las raíces de las piezas dentales vecinas al alvéolo.

Los mejores doctores para tus implantes dentales están en eden

Nunca te pongas en manos de cualquiera para realizar un procedimiento tan complejo. En bucco.es te damos la oportunidad de comparar clínicas dentales en base a las opiniones de pacientes reales. Y esto es algo que nos tomamos muy en serio, solo las personas verificadas como pacientes de una clínica y que se hayan realizado un tratamiento pueden comentar. Nosotros te damos los medios, la decisión es tuya.

¿Y cómo puedes leer esas opiniones? Pues, puedes realizar la búsqueda de tu clínica dental directamente desde la web o descargándote nuestra app. Además, tiene muchas funciones como la de pedir cita sin llamar o simular tu sonrisa perfecta. 

Además, también podrás comparar y elegir entre múltiples marcas para tu implante dental. Entre ellas la más renombrada del mercado, Straumann, una compañía suiza pionera en avances de implantología.

0 comentarios

¿Qué estás buscando?

Últimos artículos publicados

8 cosas que no sabías sobre el blanqueamiento dental

07/10/2020

8 cosas que no sabías sobre el blanqueamiento dental

Casi todos los pacientes que visitan una clínica dental preguntan en a...

Rinoplastia – ¿estética, funcionalidad o ambas?

07/10/2020

Rinoplastia – ¿estética, funcionalidad o ambas?

Muchas veces puede ser confuso el término científico de rinoplastia, a...

La recuperación después del injerto de hueso dental

06/10/2020

La recuperación después del injerto de hueso dental

Cuando no existe suficiente tejido óseo para sostener los implantes de...