Has podido llegar a esta entrada por muchos motivos, tantas como razones hay para que tengas dolor de encías. Seguramente estás pensando que nos dejemos de enrollar y te digamos ya qué te puedes tomar. Sentimos decirte que, aunque quisiéramos no tenemos una solución instantánea, depende de cuál sea el origen de tu dolencia. Por eso déjanos identificar las posibles causas para decirte la mejor solución. ¿Empezamos?

eden app

Causas del dolor de encías

Como te comentábamos al comienzo de este artículo para conocer los remedios para el dolor de encías tenemos que saber sus motivos.

Gingivitis y periodontitis

La enfermedad periodontal es la que afecta a la encía. Comienza con una inflamación, enrojecimiento y sangrado de la zona. Si no se trata la enfermedad avanza afectando a los tejidos que sustentan la pieza dental.

Además de provocar movilidad dental, ya que también destruye el tejido óseo, como consecuencia se tiene mucha sensibilidad en la zona. Esto se debe a que las raíces de los dientes quedan a la vista y el nervio está más expuesto, por lo que recibe muchos más estímulos que cuando está protegido por la encía. Suele doler durante el cepillado o durante las comidas, al tomar alimentos fríos o calientes.

Este es uno de los motivos por el que se recomienda tratar la enfermad cuando se noten los primeros síntomas de sangrado e inflamación. Aunque cabe mencionar que el principal motivo para tratar la enfermedad periodontal es el de conservar tus dientes.

Curetajes y limpiezas dentales

Es muy normal que las encías duelan durante varios días tras una limpieza profunda. El dentista tendrá que levantar un poco tus encías para raspar la placa que hay bajo ellas. Al realizarte una herida en los tejidos, es probable que hasta que se cure sientas dolor. También es posible que notes dolor tras una limpieza sencilla, ya que al raspar las encías pueden inflamarse.

Blanqueamientos dentales

Muchos de los blanqueamientos dentales que se utilizan en las clínicas producen sensibilidad. Aunque van surgiendo alternativas como GLO un blanqueamiento dental que gracias al diseño de su pieza bucal impide que el oxígeno se escape. Esto hace que el diente no se seque, que es una de las principales causas de la sensibilidad durante este tipo de tratamientos.

Exodoncias e implantes

Tanto poner como quitar un diente es un proceso que afecta directamente a la encía. Tras las intervenciones suelen quedar inflamadas por las incisiones que ha habido que realizar en ellas.

Encías retraídas

Cepillarse los dientes de forma rápida y usando un cepillo de cerdas fuertes suele provocar que las encías se retraigan. Esto, al igual que sucede cuando los tejidos blandos retroceden por la periodontitis, expone la raíz dental. Al quedar menos protegida, se produce sensibilidad.

Bruxismo

Este es un problema que se da normalmente durante las horas de sueño. Se tiende a apretar de forma involuntaria los dientes, causando dolores en los mismos, en las encías así como en la cabeza y músculos del cuello.

Aftas

Son llagas que además de en la encía pueden salir en la cara interna de la boca, labios o incluso lengua. Al comienzo son manchas circulares de color rojizo que cuando evolucionan se vuelven blanquecinas.

dolor encías

¿Qué debo tomar para el dolor de encías?

Antes de contarte cómo puedes aliviar el dolor de encías, tenemos que recordarte la importancia de no automedicarte. Consulta primero con tu dentista la posibilidad de tomar cualquier fármaco para paliar el dolor. Ahora sí, entremos a hablar de los remedios.

Tras realizarte un tratamiento en el que se te haya realizado una herida o incisión en la encía (como sucede en curetajes, exodoncias, implantes…) lo primero que debes hacer es usar productos de higiene oral que contengan clorhexidina. Esto ayudará a desinfectar la zona o de lo contrario dolerá más.

En estos casos también es importante no tomar alimentos muy duros como pan o una manzana, ya que la zona está sensible y te dolerá al morder. Igual sucede con la temperatura de los alimentos, no te aconsejamos comer nada que esté excesivamente frío o caliente. Si cuando no estás comiendo ni limpiando tus dientes también sientes molestias, entonces habla con tu dentista para que te recete paracetamol o ibuprofeno.

Asimismo, se aconseja el uso de fármacos como los mencionados en el párrafo anterior para paliar el dolor que pueda dejar un blanqueamiento dental. También evita comer cosas muy frías o calientes. Si deseas repetir la sesión consulta con tu dentista sobre la posibilidad de usar blanqueamientos sin sensibilidad como GLO. De igual modo puedes buscar en en eden.clinic o en eden.clinic app una clínica dental cerca de ti que cuente con ese producto. Incluso puedes solicitar directamente la cita desde el buscador.

Las personas que padecen bruxismo verán que mejoran el dolor de sus encías con el uso de férulas de descarga. Esto es como una especie de alineador muy grueso que se coloca durante la noche para no apretar la mandíbula. En los casos en los que aun así no mejore el problema, puede que sea necesario también un tratamiento de ortodoncia para corregir algún tipo de mordida. Cuando hay una maloclusión se tiene a apretar los dientes con frecuencia.

Las personas que sufren dolor de encías a causa de aftas pueden aliviar su dolor con enjuagues de agua fresca con sal. También les puede aliviar comer helados o flashes. No evita el dolor, pero lo que si ayuda a no agravarlo es dejar de lado durante unos días los alimentos ácidos, con muchas especias o muy calientes.

El mejor tratamiento para evitar el dolor de encías por recesión gingival es el del injerto de encía. Si vuelve al estado idóneo, no molestará. Si no la única solución es evitar masticar y morder por la zona del diente afectado. También evita comer cosas casi hirviendo o heladas, pues son las que más sensibilidad producen en el nervio.